Buscar
23:53h. jueves, 28 de octubre de 2021
Opinion
IMAGEN

Independentismo: Golpe a golpe

Javier-López @Nuevosurco

Al final lo que quieren es ejercer una presión agotadora en la calle y las instituciones para conseguir en el corto plazo el reconocimiento del derecho a decidir, es decir, un referéndum legal y pactado que se repetiría cada X años hasta conseguir el resultado deseado.

IMAGEN

Paco Frutos y la izquierda que no ha sido

Javier-López @Nuevosurco

¿Alguien piensa que el independentismo tendría algún futuro en España si encontrara en frente una férrea oposición sindical?. Desgraciadamente esto no sucede aquí, al contrario de lo que sucedería en Francia, por ejemplo.

IMAGEN

Reaccionarios

 Javier-López @Nuevosurco

 Lo que sí que está amenazado en Cataluña por el independentismo es la libertad de una parte de los catalanes, la igualdad con el resto de los españoles y la fraternidad en el seno de las familias. En la revolución francesa se acuñó el término “reaccionario” para clasificar a los que se oponían a la marcha dela revolución.

IMAGEN

Independizarse de la barbarie yihadista

Javier-López @Nuevosurco

 Frente a lo que amenaza nuestro modo irrepetible de vivir es frente a lo que tenemos que lanzar nuestro grito de rebeldía y de  independencia.

IMAGEN

Integrar el Orgullo

Javier-López @NuevoSurco

España es integración en un proyecto. Ahora es el momento de incorporar a ese proceso a opciones sexuales y modelos de familia.

IMAGEN

Las gafas de Manuela Carmena

Javier-López @Nuevosurco 

Carmena tiene un grave problema político con su grupo de apoyo, Ahora Madrid, que es en realidad un conglomerado heterogéneo en el que las piezas encajan a duras penas. Carmena lo sostiene como puede. Mirando para otro lado, mirando con sus gafas.

IMAGEN

#SolidaridadIberica

ENS

El trágico y devastador incendio que asola al país vecino y hermano de Portugal está sirviendo para poner de manifiesto los rotundos lazos de solidaridad que unen a los dos pueblos que conforman la península Ibérica. El sentimiento ibérico se extiende ante una tragedia sin precedentes. Más allá del hecho, que pasará a los anales de la historia como uno de los peores momentos de la última década en Portugal, y de la discutible y precaria gestión de la crisis, lo cierto es que la fraternidad hispano-lusa gana enteros y se abre paso como una sana llamada a la unidad y al sentido común en un mundo que se debate entre la globalización y los absurdos separatismos aldeanos.

IMAGEN

La hora populista

Javier-Lopez @Nuevosurco

La hora populista, en la que se ha insertado de lleno Pedro Sánchez con su versión de PSOE, es una gran engañifla que consiste en hacer creer a la gente que ella es la que decide y determina el rumbo a seguir. La hora populista consiste básicamente en apelar a las bases tras haberlas condicionado convenientemente con la sobredosis de un relato maniqueo de buenos y malos.  Luego las bases se deben pronunciar sobre qué es lo que prefieren y los cabecillas del populismo proclaman el triunfo de la democracia directa, tras haberse situado ellos adecuadamente en el lado de “los buenos”.  En esas estamos, y el emblemático PSOE corre riesgo cierto de pasar al baúl de los recuerdos si su renacido líder acepta a pies juntillas las condiciones que Podemos ha comenzado a poner en la política española como moneda de uso común.

IMAGEN

Pedro Sánchez en el relato del nuevo tiempo

Javier-López

El relato del izquierdismo radical a Sánchez nunca le ha convencido pero le ha servido magistralmente para reabrirse un hueco en el nuevo tiempo tras haberle cerrado el paso con una muralla que pensaron infranqueable.

El PSOE y el submarino morado

Javier-López

Estos días últimos de Mayo comienza a dilucidarse en buena medida el futuro de la izquierda en España. Las primarias del PSOE y su resultado nos pondrán en la pista de qué rumbo toma la izquierda española. El desbarajuste en otros países de nuestro entorno está siendo total. La socialdemocracia que nació tras la Segunda Guerra Mundial ha entrado en la mayor crisis de su historia, ha perdido pulso e identidad y se tambalea hasta el punto de que nadie a día de hoy adivina donde está el final del túnel. La socialdemocracia junto con la democracia cristiana, es decir, el centro izquierda y el centro derecha, consiguieron crear en los países de Europa Occidental el Estado del Bienestar que nos ha permitido vivir, en términos materiales, mejor que nunca y mejor que en cualquier otro rincón del mundo, pero llegados a este punto la formula parece agotada. Los profetas del desastre proliferan y los aprovechados dicen que no hay otro camino que ajustarse el cinturón en una única dirección: más productividad pero con menos derechos, no con más responsabilidad. Por su parte, el populismo se hace eco del desconcierto y también lo aprovecha para hacer caja. El populismo es un submarino morado en un mar desconcertado.