martes, 28 de junio de 2022 07:40h.
Actualidad
Imagen Nadal y España

Nadal y España

ENS-Actualidad

Nadal recoge, llevándola a la máxima cumbre, la tradición deportiva española de héroes cargados de épica y pundonor que vacían su alma en un terreno de competición

Imagen Gripalización

La gripalización (o la convivencia con el mal menor)

ENS-Actualidad

Gripalizar: es algo así como hacernos cargo de que si no podemos vencer al virus al menos tendremos que convivir con el mal en los términos más aceptables para nosotros, y al hilo de ese clima llega un nuevo concepto redentor que intenta marcar un terreno de juego asumible, como  en un momento dado nos agarramos a aquello de la “nueva normalidad” para quitarle hierro al asunto y ponerle algo de miel a la amargura. Es el concepto de moda con el que nos vamos a entretener una buena temporada: lo hemos llamado  gripalizar la pandemia, que en sus efectos prácticos, que son los que realmente nos importan, viene a ser un poco lo mismo que aquello de la nueva normalidad. Ponerle algodones al problema con la confianza de que así lo vayamos digiriendo mejor, si bien es cierto que hasta el propio Pedro Sánchez, que se apuntó con fervor a la palabreja, reconoce que puede ser aún precipitado tratar con el Covid19 como si fuera una gripe de uso común y corriente

Imagen La barra de bar

La barra de bar (o el fin de la pandemia)

ENS-Actualidad 

Ya nos ha quedado claro, en la dura experiencia vivida durante los últimos años, desde aquella fatídica primavera encerrada del año 2020, que en España la patria es el bar, antes que nada. Si no lo tenemos languidecemos sin remedio. Antes que nuestras glorias del pasado, nuestras zozobras del presente, nuestros orgullos democráticos y nuestros proyectos de futuro. Antes  que la gastronomía y las catedrales. Si finalmente, como sostenía nuestro Ortega y Gasset, la nación es o debe ser un sugestivo proyecto de vida en común, aquí los proyectos se hacen acodados en la barra del bar, y luego se cumplen o no. Y sí la patria se construye en un parlamento, aquí el parlamento más genuino es el bar de la esquina, y la barra el salón de plenos. Recuperarla es recuperar la normalidad. La patria es viable si hay libertad para vivirla, y para sentirla, para saborearla cada uno a su manera, y ahora toca ir retomando libertades y normalidades básicas, un poco a trozos y en retales autonómicos. Estamos ciertamente en los días del levantamiento de restricciones, los aforos vuelven a ser completos, los amigos vuelven a celebrar su cumple a pleno pulmón en el salón de casa, los besos retornan a nuestra vida tímidamente, y los bares reabren su barra. La barra es en el bar español el fuego del hogar, el parlamento genuino, el confesionario y el tribunal. Renunciar a ella es vivir en un país a medio gas, como de hecho hemos vivido aquí durante la pandemia fatídica que ha marcado nuestra vida y se ha llevado por delante la vida de muchos de nuestros mejores

Imagen Quinta Ola

#QuintaOla

ENS-Actualidad

La quinta ola es el virus que ha venido para quedarse, una ola que tendremos que surfear de momento con triple dosis de vacuna y mejor con la mascarilla a mano

Imagen Al final del túnel

Al pasar el túnel

ENS-Actualidad

Se señala el otoño como el auténtico punto de inflexión, como si el caer de las hojas nos fuera a marcar el tiempo final de la pandemia, el final del túnel y la luz apetecida. Y después ya veremos. Porque son muchas las previsiones que se están haciendo ya sobre cómo será el futuro postcovid. Cambiarán cosas de nuestra vida más cotidiana.

Imagen Sombra de Confinamiento

#ToqueDeQueda: sombra de confinamiento

ENS-Actualidad

Quedan, como solución de urgencia y casi única, los toques de queda y los confinamientos parciales, los perímetros municipales y el cierre de bares y actividades de ocio hasta nueva orden si es que ya, en la próxima apertura, no es demasiado tarde para poder volver a levantar la persiana. Muy al límite anda ya todo y si no se ve pronto la luz al final del túnel las esperanzas incipientes serán desesperaciones de largo recorrido. 

Imagen Cuando Castilla fue Noruega

Cuando Castilla fue Noruega

ENS-Actualidad

Dicen que a final de semana recuperaremos un poco de normalidad, pero  ¿qué normalidad?  ¿La de antes, la de ahora, la nueva, la vieja?. ¿Alguien sabe a estas alturas lo que significa la palabra normalidad?. Una normalidad sin Filomena, aunque con Covid19, con  Covid y con vacuna pero con tercera ola y las urgencias de traumatología saturadas. ¡Una locura! Definitivamente la burbuja ha pinchado, la caja de Pandora se abrió y no sabemos dónde iremos a parar.

Imagen la vacuna

La vacuna (y la ansiedad)

ENS-Actualidad

LLegaremos escalonadamente y por orden de preferencia a la ansiada vacuna, estación terminal de la pesadilla,  una vacuna que muchos se quieren poner mientras que otros tantos desconfían, pero la vida del españolito de a píe necesita aire, alegría y cachondeo y se sueña con una primavera de ensueño en la que quitarse la mascarilla con furor tras pasar por el Centro de Atención Primaria puede ser el acontecimiento no del año sino del siglo. Nos costará, sin embargo, volver a esa normalidad añorada y no nos será fácil mirar la vida sin el poso de la desconfianza. Sabemos que queda mucho camino por recorrer y hemos perdido la inocencia. Algunos expertos anuncian que la oleada de pandemias no ha hecho más que comenzar pero queremos pensar que eso no será así y el Covid19 quedará como un mal recuerdo sin continuidad en una historia de terror. Sería ideal que tras el batacazo brutal podamos ir recobrando la normalidad de siempre, que es la única que nos vale. Por eso la ansiedad, porque nadie es capaz de darnos ninguna certeza ante esta expectativa añorada.

@NuevoSurco

Imagen el bar es la patria

El bar es la patria

ENS-Actualidad

Los bares corren peligro de extinción. Muchos han cerrado ya, alrededor de ochenta y cinco mil pueden correr esa suerte a lo largo del año, más de doscientos mil empleos que dependían de nuestra caña o nuestra celebración ya se han destruido o están pendientes de la resolución final de un  ERTE. El bar es el perímetro más real de la patria, y el estado en el que se encuentran hoy marca de forma cabal el pulso del país.