06:31h. Lunes, 21 de octubre de 2019

El populismo hortera de Trump: el botón rojo es para pedir Coca Cola

La mesa donde los presidentes toman decisiones de repercusión mundial ahora tiene un agregado bizarro

IMAGEN
IMAGEN

Clarin

En los primeros 100 días como presidente de Estados Unidos, Donald Trump sigue demostrando que lo suyo no será un mandato que transitará dentro de los carriles normales. Y que su pasado de multimillonario con toques extravagantes se hace presente en su tránsito por la Casa Blanca.

La que descubrió su nuevo toque bizarro fue la editora del New York Times, Amy Fiscus, que le estaba realizando una entrevista y notó un extraño botón rojo en el escritorio del mandatario. Con el correr de los minutos descubriría que el mismo es utilizado exclusivamente por el presidente para pedir Coca-Cola a su mayordomo.

Una periodista del New York Times se percató de la utilidad del botón

El escritorio Resolute que utiliza Trump ha sido usado por los presidentes de Estados Unidos desde 1880, cuando la Reina Victoria del Reino Unido se lo regaló al presidente Rutherford B. Hayes. En ese escritorio se han tomado miles de decisiones, algunas de las cuáles han tenido gran repercusión a nivel mundial.

Otra periodista, Julia Pace, de la agencia AP, también notó el botón rojo y lo señaló a través de Facebook: “Trump, un hombre acostumbrado a la riqueza y el lujo, ha abrazado la vida en la Mansión Ejecutiva y a menudo agasaja a sus invitados con banalidades sobre la histórica decoración”.

Y continúa: “Al presionar un botón rojo colocado sobre el escritorio Resolute, que otros presidentes han utilizado durante décadas, entró rápidamente a la oficina un mayordomo de la Casa Blanca con una Coca-Cola para el presidente”.

Los demócratas y millones de personas en el mundo están preocupadas de que Trump, algún día, presione el botón que puede desencadenar una guerra nuclear. Pueden quedarse tranquilos momentáneamente. Cuando ahora lo vean apretar el botón rojo es que está pidiendo una Coca-Cola. Le falta colocar el azul para pedir una hamburguesa y las papas fritas. El combo perfecto.