Buscar
21:25h. lunes, 25 de mayo de 2020
elecciones generales
Política
¡No es esto, no es esto!

¡No es esto, no es esto!

ENS-Política

>España consiguió superar ese pesimismo secular en la gozosa alegría de 1978, año de la reconciliación por excelencia. En aquellas fechas se fraguó el gran éxito colectivo de toda España. El gran éxito de la época moderna, por ser democrático y de todos. Prosperidad, paz y libertad, todo en uno, sin exclusiones ni sectarismo. Esa era la gran y radical novedad. “¡Sí es esto, sí es esto!”, hubiera dicho posiblemente Ortega y Gasset.

>Sin embargo, nuestro país se encuentra en este momento sumido en un nuevo trance, otra encrucijada. No se trata ahora de cambiar de régimen, pero sí de reformar y apuntalar lo construido durante los últimos cuarenta años, y hay serias dudas de que algunos de los mimbres sean los más adecuados. El hastío de la ciudadanía española es cada vez mayor. Algunos de nuestros políticos basan su acción en la foto y el tuit como en una gran feria de las vanidades en la que lo único que importa es alimentar el ego.

Política
La confusión naranja

La confusión naranja

ENS-Política

>Ciudadanos se lanzó a la arena política desde Cataluña, donde ha cumplido una encomiable labor de respuesta a las tendencias claramente totalitarias del independentismo, para presentarse a la sociedad española como un movimiento político de vocación transversal y regeneracionista, con una ubicación inicial en el centro progresista y la socialdemocracia. Después cambiarían el anclaje en favor de un genérico “liberalismo”, coincidiendo con el recrudecimiento de la batalla con el PP por el control de todo el espacio a la derecha del PSOE. Todo por una cuestión personal: la obsesión de Albert Rivera por comerse la merienda de Pablo Casado y convertirse en el líder de referencia del centro-derecha español.

Política
PP: El batacazo

PP: El batacazo

ENS-28A

El centro al que apela ahora Pablo Casado es un traje de quita y pon que se puso Aznar para superar las viejas esencias fraguistas hasta que se emocionó en la foto de las Azores. Al final el centro es un comodín que en España solamente lo ha visto y vivido con plena autenticidad Adolfo Suárez, centrista auténtico y cabal, el genuino. Lo demás ha tenido siempre algo de ejercicio de bisutería. Al centro apela Alberto Núñez Feijóo que es más perro viejo que los jóvenes cachorros. Sabe como ha ganado las elecciones el PP, cuando lo ha hecho, y como las gana él en Galicia, con unas cuantas ideas, sin grandes estridencias, sin complicarse con debates perdidos desde el inicio

Política
Tras el 28-A: De nuevo la aritmética

Tras el 28-A: De nuevo la aritmética

ENS-28A

>El problema sería que la aritmética no varíe y la combinación siga siendo la misma. Si los enemigos del Estado que sustenta la solidaridad entre todos los españoles siguen condicionando la política nacional en favor, no de todos, sino de sus intereses particulares, podemos vivir un periodo de convulsión total. Si, por el contrario, somos capaces de construir un carril central, liderado por el PSOE que ha ganado las elecciones, con la concurrencia de todos los partidos sin ánimo separatista, España puede bordear un éxito rotundo que catapulte hasta la cima lo conseguido desde que rige la constitución del 78.

>Hay un problema territorial de primer orden, y no hay más que ver los resultados electorales en Cataluña y País Vasco. Un problema complejo y endemoniado que no se resuelve con una política continua de apaciguamiento y cesión a los separatistas enemigos del Estado pero tampoco con banderas kilométricas furiosas y henchidas de un nacionalismo español lineal

Política
Punto de inflexión

Punto de inflexión

ENS-28A

Lo de Pedro Sánchez y Albert Rivera pasará a la historia como uno de los momentos culminantes de la nueva política:  cuando dos políticos convirtieron un debate electoral para elegir presidente del Gobierno en un tenderete de libros más bien malos. Por lo demás, algunas cosas más que comentar a continuación.

Política
#28A: Vísperas

#28A: Vísperas

ENS-28A

En menos de un mes sabremos quien ha ganado las elecciones generales, en menos de dos meses como queda configurado el nuevo mapa autonómico y municipal. Casi nada. Pedro Sánchez convocó elecciones ante el bloqueo presupuestario, y al tiempo emergió una corriente de entusiasmo en el otro lado del espectro dando por hecho que los días del sanchismo tocaban a su fin. Semanas después sucede lo contrario. Hay una sensación generalizada de que Pedro Sánchez continuará en el Poder y pocos apuestan porque a los partidos del centro derecha les salgan las cuentas de la aritmética parlamentaria. Se daba por sentado un pacto a la andaluza para conquistar la Moncloa, y hoy casi ninguna encuesta apuesta porque esta combinación pueda alcanzar la mayoría absoluta. Casado-Rivera-Abascal son como los tres pitorros por donde beben los votantes del botijo de la derecha y todavía no se sabe a ciencia cierta cómo va a estar de lleno el día 28 de abril. Los expertos en la cuestión demoscópica auguran que la bolsa de indecisos es tan grande esta vez que muchos decidirán su voto a ultimísima hora. La nueva política nos ofrece productos políticos que son como detergentes o sardinas enlatadas ante las cuales uno nunca sabe de qué manera acertar, y los chicos/as de la “generación Z” que votan por primera vez  lo decidirán todo el domingo muy de mañana según sientan la vibración de su móvil ese día.  

Política
Pablo Casado y el discurso triangular

Pablo Casado y el discurso triangular

ENS-Politica

La nueva política tiende a la transversalidad, ampliando nichos electorales, buscando las estancias más amplias donde acomodar un proyecto ganador, ensanchar territorios acotándolos desde vértices genéricos en los que casi todos se sientan concernidos: triangular, en definitiva. La nueva política triangula con vocación de ser mayoritaria.

Política
Papeletas humeantes: un análisis antes del 28A
#28A

Papeletas humeantes: un análisis antes del 28A

ENS-28A  

>Solamente un resultado desastroso que vuelva a colocar al PSOE ante un nuevo suelo, dejaría a Pedro Sánchez fuera del juego político

>Ciudadanos tendrá que volver a escenificar grandes escrúpulos a pactar con VOX  si salen las cuentas del tripartito del centro-derecha

>Rivera tendrá un papelón si la suma PSOE+Cs da mayoría absoluta. Complicado quitarle el veto al PSOE sin perder toneladas de credibilidad. Se podría sacar de la chistera algún recurso del tipo de exigir un candidato socialista distinto a Pedro Sánchez. La única opción del PSOE para no repetir la historia pasada es pactar con los naranjas

>En cualquier caso, volveremos a estar a expensas de la aritmética parlamentaria que a veces, más que reflejar la auténtica voluntad de los ciudadanos, provoca sombras chinescas que poco tienen que ver con lo que se ha elegido. Bueno sería introducir en la agenda pública nuevas formas de elección de nuestro presidente, más directas y democráticas.