17:42h. Martes, 19 de noviembre de 2019
catalunya
Cataluña
Sainetes Puigdemot

Sainetes Puigdemot

ENS-Catalunya La imagen de este fin de semana de Carles Puigdemont paseándose como un héroe por Girona causa risa pero también indignación.  Sin embargo, el expresident, Molt Honorable destituido, ha decidido superarse a si mismo en una carrera sainetesca de imprevisibles resultados. Pide ahora un asilo político imposible en Bélgica, en su parte flamenca, quizá pensando que por aquello de nuestra pica en Flandes, y el mal recuerdo del Conde Duque de Olivares, le pueden hacer caso. Puigdemot finalmente no es más que un personaje de sainete que ni siquiera ha tenido la valentía de adoptar una postura heroica en el momento del desenlace y prefirió, para evadir el código penal, primero pactar con el estado unas  elecciones y luego, al fallar esta operación, diluir su responsabilidad en el Parlamet de Cataluña. Patético y bochornoso. Nuestro gran Berlanga haría con él una gran película. Protagonista indiscutible. Un esperpento, un sainete, un disparate. ¿Y dicen que no no son españoles?. Nuestro genuino surrealismo hispánico está alcanzando en la Cataluña independentista sus más altas cotas.

@Nuevosurco

Cataluña
Paco Frutos y la dignidad de la izquierda

Paco Frutos y la dignidad de la izquierda

ENS-Catalunya Paco Frutos es un comunista convencido y pata negra, un representante genuino de la izquierda auténtica española, esa que hoy está indignada y desconcertada ante la aparición en escena de un populismo efectista y confuso que ha engullido a golpe de marketing político la vieja disidencia izquierdista española;  esa izquierda que tampoco se siente cómoda en una socialdemocracia que siempre le sabrá a poco. Paco Frutos representa esa posición de forma cabal y honesta, y ahora en Barcelona ha dado una lección de coherencia acusando a los independentistas y a sus palmeros populistas de racistas en un discurso vibrante y sentido. Reaccionarios que "dividen a la gente trabajadora", ha dicho. Sabe perfectamente Frutos que no hay ninguna identidad catalana amenazada, y que si lo está lo está en la misma medida que la de otros pueblos españoles y del resto del planeta por la dinámica uniformadora de un mercado global. Lo que sí que está amenazado en Cataluña por el independentismo es la libertad de una parte de los catalanes, la igualdad con el resto de los españoles y la fraternidad en el seno de las familias. En la revolución francesa se acuñó el término “reaccionario” para clasificar a los que se oponían a la marcha dela revolución. Los reaccionarios son los que, queriéndose hacer pasar por los avanzados de la historia, atacan por acción, omisión o colaboración la libertad, la igualdad y la fraternidad de todos y entre todos. Paco Frutos ha puesto el dedo en la llaga, y le ha cantado las cuarenta a la izquierda reaccionaria.

@Nuevosurco

 

Cataluña
Barcelona, capital de las Españas

Barcelona, capital de las Españas

Miles de personas han llenado el paseo de Gràcia de Barcelona desde el mediodía de este domingo en una manifestación convocada por Societat Civil Catalana (SCC) en defensa de la unidad de España, por la convivencia y contra la declaración unilateral de independencia proclamada el pasado viernes en un Parlament semivacío.

Cataluña
#155:  El Estado se hace presente en Catalunya tras décadas de ausencia

#155: El Estado se hace presente en Catalunya tras décadas de ausencia

Por fin el Estado actuará en Cataluña. Seis meses se da de plazo el Gobierno de la nación para normalizar la situación y volver a repartir las cartas mediante una convocatoria de elecciones autonómicas. Hoy solamente ha comenzado una nueva fase de la relación de la autonomía catalana con el resto de España, una relación marcada por el uso fraudulento que durante décadas han hecho las autoridades catalanas de su autogobierno, y por la escasa penetración de lo catalán en el conjunto del país debido, en parte, a la poca habilidad del Estado en este sentido

Opinion
Catalunya y cierra España

Catalunya y cierra España

#ENS

La realidad política de Catalunya es hoy la más típica y topicamente española que encontramos sobre la piel de toro. Surrealismo hispano, esperpento valleinclanesco, espíritu berlanguiano en estado puro y cristalino. Bien podríamos decir en esta hora complicada: Catalunya y cierra España.