18:44h. Martes, 19 de noviembre de 2019
surrealismo
Cataluña
Sainetes Puigdemot

Sainetes Puigdemot

ENS-Catalunya La imagen de este fin de semana de Carles Puigdemont paseándose como un héroe por Girona causa risa pero también indignación.  Sin embargo, el expresident, Molt Honorable destituido, ha decidido superarse a si mismo en una carrera sainetesca de imprevisibles resultados. Pide ahora un asilo político imposible en Bélgica, en su parte flamenca, quizá pensando que por aquello de nuestra pica en Flandes, y el mal recuerdo del Conde Duque de Olivares, le pueden hacer caso. Puigdemot finalmente no es más que un personaje de sainete que ni siquiera ha tenido la valentía de adoptar una postura heroica en el momento del desenlace y prefirió, para evadir el código penal, primero pactar con el estado unas  elecciones y luego, al fallar esta operación, diluir su responsabilidad en el Parlamet de Cataluña. Patético y bochornoso. Nuestro gran Berlanga haría con él una gran película. Protagonista indiscutible. Un esperpento, un sainete, un disparate. ¿Y dicen que no no son españoles?. Nuestro genuino surrealismo hispánico está alcanzando en la Cataluña independentista sus más altas cotas.

@Nuevosurco

Opinion
Catalunya y cierra España

Catalunya y cierra España

#ENS

La realidad política de Catalunya es hoy la más típica y topicamente española que encontramos sobre la piel de toro. Surrealismo hispano, esperpento valleinclanesco, espíritu berlanguiano en estado puro y cristalino. Bien podríamos decir en esta hora complicada: Catalunya y cierra España.