miércoles, 29 de mayo de 2024 00:10h.
Sanchismo
Política
Imagen Sanchismo última vuelta de tuerca

Sanchismo: última vuelta de tuerca

ENS-Política

Nunca antes en el historial democrático de nuestro país nadie había osado levantar una operación populista de adhesión inquebrantable subido a lomos de una aritmética parlamentaria tan extraña como endeble. Generalmente los grandes líderes, al contrario que Sánchez, ganan elecciones de forma abrumadora y luego construyen su mito. Sánchez ha obligado ahora al pueblo español a prescindir de sus matices, sí, y situarse a favor o en contra del muro levantado por él, y esta vez el muro es de hormigón. Tenemos en la Moncloa a una persona que enfrenta a la sociedad, la divide y luego se nutre de ese enfrentamiento levantando un poder frágil pero saturado de soberbia. Lo hace desde un pacto con los enemigos de España, pero también del Estado que garantiza la libertad y la igualdad entre las personas y los territorios.

Política
Imagen Sanchismo

Sanchismo: arquitectura básica

ENS-Política

El sanchismo se configura como tal. Lo que hasta ahora era un apelativo despectivo hacia el protagonista de la historia y lo que le rodea, genera y provoca, ahora es ya un hecho consumado. En términos generales podemos definir al llamado “sanchismo” como una  ambición personal, carente de escrúpulos morales o  proyecto a largo plazo, que se mantiene viva dispensando cheques en blanco a cambio de un rato más en el poder. La codicia no encuentra límites y se sostiene sobre un relato supuestamente ideológico que más bien está integrado por una arquitectura de falacias bien definidas