13:02h. Lunes, 09 de diciembre de 2019

Puigdemont reta a Rajoy

El presidente de la Generalitat afirma que «ha llegado la hora de que el Gobierno español diga qué significa estar dispuesto a todo».

 

IMAGEN
IMAGEN

EFE/ El presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, ha retado hoy al Gobierno de Mariano Rajoy a aclarar si "está dispuesto a utilizar la fuerza contraCataluña" para impedir un referéndum sobre la independencia.

En la sesión de control al presidente de la Generalitat, en el pleno de hoy en el Parlament, el presidente del grupo parlamentario de Junts pel Sí (JxSí), Jordi Turull, ha denunciado la "escalada de declaraciones" de miembros del Gobierno del Estado, que han llegado a sugerir que "están dispuestos a todo para impedir el referéndum" que prevé convocar en breve el ejecutivo catalán.

Puigdemont ha dejado claro que estas advertencias no le "disuaden" sino que le "animan" a seguir preparando el referéndum, aunque ha reconocido cierta preocupación por la reacción que es capaz de tener el Estado.

"Cuando el Estado español dice que está dispuesto a todo y comienzas a repasar la tradición en la política española, es cuando te empiezas a inquietar. Sería hora que el Gobierno español y los socios que le dan apoyo expliquen qué quiere decir estar dispuesto a todo", ha señalado.

Puigdemont ha lanzado al aire la siguiente pregunta: "¿Está dispuesto el Estado español a utilizar la fuerza contra Cataluña?".

"Ya basta de jugar con esta ambigüedad, ya basta de flirtear con los confines de las costuras del sistema democrático", ha añadido Puigdemont, que ha reiterado que este tipo de advertencias no lo harán "disuadir, ni replantear, ni rectificar, ni recular".

Puigdemont ha invitado "a todos los que se sienten demócratas, aunque no quieran la independencia de Cataluña, a saber distinguir entre el campo de la democracia y el de la no democracia".

Según el president, "el debate político basado en la criminalización del adversario es el preludio del totalitarismo".

Puigdemont ha citado un informe del Síndic de Greuges, Rafael Ribó, en el que se denuncia la "mala calidad democrática" del Estado, una alusión que ha provocado protestas en la bancada de la oposición, lo que ha llevado al president ha pedir "respeto".

"Si nos hemos de esforzar para defender la figura del Síndic de Greuges, ustedes tienen un problema. Cuando se ríen de un informe muy serio que les tendría que preocupar enormemente sobre la pérdida de calidad democrática del Estado español, es que a ustedes les importa un rábano el sistema democrático, lo que les importa es la fuerza", ha sentenciado.

En la sesión de control, también la diputada de la CUP Gabriela Serra se ha hecho eco de declaraciones recientes de miembros del Gobierno central que buscaban una "estigmatización, criminalización, desfiguración y satanización" de la CUP, a la que acusan de tener "en sus manos" el timón de la Generalitat.