10:29h. Sábado, 24 de agosto de 2019

El independentismo sigue desafiando al Estado pero no pone fecha a la consulta

Continúan creando tensión pero no ponen fecha al referendum. El conglomerado independentista sigue navegando hacia ninguna parte en medio de concentraciones crecientes.

IMAGEN
IMAGEN

Europa Press/Ni la última oferta de diálogo del Gobierno en boca de Soraya Sáenz de Santamaría este mismo lunes, ni el respaldo al 'no al referéndum' de Rajoy que ha manifestado Pedro Sánchez. Nada ha logrado convencer a la Generalitat catalana ni a Carles Puigdemont, que este lunes se ha mostrado decidido a seguir con la consulta unilateral y ha tildado de "vía muerta" las posibles negociaciones con el Gobierno central.

En concreto ha sido la portavoz del Govern, Neus Munté, la que ha explicado que Puigdemont ve una "vía muerta" negociar con el Gobierno sobre el referéndum, por lo que ya ha empezado a dar los primeros pasos para convocar esta consulta sin el acuerdo con el Estado reuniéndose con los partidos que apoyan la votación. Lo ha explicado en rueda de prensa tras la reunión que han mantenido en el Palau de la Generalitat el presidente con representantes del PDeCAT, ERC, Podem, la CUP, Demòcrates y MES -formaciones partidarias de la consulta- para empezar a buscar el consenso sobre cómo organizar esta cuestión.

La convocatoria llega después de que Puigdemont llevara la petición de un acuerdo para el referéndum a Madrid en una conferencia en un auditorio del Ayuntamiento y de que el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, insistiera pocos días después en la XXXIII Reunión del Círculo de Economía en Sitges (Barcelona) que no va a permitir celebrarlo, "un portazo al 80% de la población de Catalunya", según Munté.

Munté ha asegurado además que es el Estado quien rechaza el diálogo fructífero sobre el referéndum y no la Generalitat, y ha expuesto que la reunión de este lunes quiere simbolizar que el presidente buscará la máxima transversalidad para organizar esta votación: "Es un compromiso irrenunciable".

La CUP pide fecha

La diputada de la CUP en el Parlament, Anna Gabriel, ha urgido durante la rueda de prensa a fijar la fecha y la pregunta de un referéndum sobre la independencia de Cataluña: "Menos retórica y más concreción". Gabriel ha destacado que en el próximo encuentro de los partidos soberanistas ya debe haberse fijado la fecha y la pregunta.

Gabriel ha deseado que "no se sucedan demasiadas cumbres como la de hoy, sino que en la próxima ya debe haber fecha y pregunta", y ha deplorado que el Gobierno central les acuse de radicales para, según ella, justificar una respuesta represiva en caso de referéndum unilateral.

La CUP ha lamentado que los 'comuns' no hayan estado en el encuentro, lo que ha atribuido "a la mala convocatoria y a la precipitación", y les ha llamado a participar en futuras reuniones si su intención es defender la democracia y los derechos de los ciudadanos.

El presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, se ha reunido pasadas las 17:00 horas en el Palau de la Generalitat con las formaciones políticas partidarias del referéndum  "para avanzar en la toma de decisiones conjuntas" respecto a su celebración. En representación del Govern también han asistido el vicepresidente, Oriol Junqueras; el conseller de Asuntos Exteriores, Raül Romeva, y la portavoz y consellera de Presidencia, Neus Munté.

De los partidos, han ido la secretaria general de ERC, Marta Rovira; la coordinadora del PDeCAT, Marta Pascal; el secretario general de Podem, Albano-Dante Fachin; el portavoz de Demòcrates, Antoni Castellà, y el presidente de MES, Alfons Palacios. Además, en representación de la CUP han acudido la diputada Anna Gabriel y la dirigente Natàlia Sánchez; el líder de JxSí en el Parlament, Jordi Turull, y el diputado del mismo grupo Lluís Llach.

No ha asistido al encuentro ningún representante de Catalunya en Comú, el partido que lideran Xavier Domènech y Ada Colau, que esgrimen que para abordar esto debió convocarse el Pacte Nacional pel Referéndum, no un encuentro entre el Govern y los partidos.