Buscar
10:57h. sábado, 28 de noviembre de 2020

Un verano en busca de relato

ENS-Actualidad

Los sanitarios españoles que han vivido el combate contra el covid-19 desde la primera línea advierten: la situación sigue siendo grave, el virus continúa contagiándose y machacando vidas, hay personas ingresadas en las UCIS debatiéndose entre la vida y la muerte, el entramado de la Atención Primaria comienza a sentir de nuevo una presión agobiante  mientras el grueso de los españoles adaptan su extrañeza al alivio de un verano sin relato. La incertidumbre sobre el futuro provoca una angustia generalizada que aminoramos con los terapéuticos rayos de sol.

El verano está resultado inquietante y sombrío a pesar de las temperaturas altísimas. Un verano extraño que se nos va de las manos como la arena de la playa donde ya nadie se atreve a pisar sin mascarilla. Hay miedo en casi todos, menos en una chavalería con las hormonas disparadas dispuesta a plantar el botellón en cualquier playa o en cualquier recoveco apropiado de la meseta. Es difícil sujetar a los chic@s recién salidos a la fiesta y a todos los descubrimientos, interrumpir en un duro encierro un amor de verano, que siempre son los más recordados, pero la temida segunda oleada es un peligro cierto y el fantasma de un nuevo confinamiento una sombra que se cierne sobre el otoño próximo al que miramos con cara de interrogación como si fuera posible volver a encerrarnos en nuestra pequeña botella, esta vez otoñal. Y, sin embargo, con el convencimiento de que la voluntad de superación será, finalmente, el factor determinante.

@NuevoSurco

Extraído del texto publicado en Grupo Promecal con el título Verano Inquietante

1213051961
1213051961